"No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo" (Albert Einstein)

Colaboradores que participan activamente en este blog (pulsa en los recuadros para leer sus artículos):

 Sol 
 Terly 
 Dave 
 Isra 
 Juan 
 Job 
 Javi 
 GKCh 
 Fran 
 Robur 
 V.F 
 Mamuma 
 LARdT 
 Mike 
 Melvin 
 ****** 

martes, 15 de septiembre de 2009

El psicoanálisis y los nacionalismos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Uno de los de la bata blanca podría ser Vallejo Nájera, ¿no?
Sentirse Catalán pese a no haber nacido en Cataluña, para tí será extraño, enfermizo, según se desprende de tus comentarios, pero es un acto de libertad. "Los Nazis Catalanes" no han obligado a Cardod a tomar ésta lengua como propia, será que se siente bién expresandose en ella. La comparación con el Gaelico está muy lejos de la realidad de Cataluña. El Catalán se aprende en la escuela porqué es el idioma de ésta tierra y es lo normal. Ya os gustaría a los Españolistas que no fuera así, lo entiendo. Si tanto quisierais a España, haríais lo posible porque hubiera un reconocimiento de las lenguas de éste pais, que es de una riqueza incontestable. Deberíais empezar por estudiar una de las lenguas "de España" en los colegios, además del Castellano, lengua común de todos los Españoles. Sería una forma de reconocer la riqueza de nuestro Pais y demostrar que no sois unos demagogos recalcitrantes. ¿O es que solo Catalanes, Vascos y Gallegos tienen que ser bilingues o trilingues?
Afectuosamente
Damián Pou

Viriato, pastor lusitano. dijo...

Vamos a ver, Damián. En Cataluña, que yo sepa, hay dos lenguas oficiales, el español y el catalán. Habladas con normalidad las dos en la calle. Pues entonces no veo porque debe haber una "normalización" por parte de la administración de allí. Los primeros que no queréis ser bilingües, sois vosotros, que denigráis en la administración una de las dos lenguas. Entiendo que una persona que no haya nacido en Cataluña se sienta catalán si ha vivido allí toda su vida, pero de ahí a ser más papista que el papa, o dicho de otra manera, más catalanista que Cambó, me parece algo que hay que estudiar en el psique del individuo en cuestión. Un cordial saludo.