"No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo" (Albert Einstein)

Colaboradores que participan activamente en este blog (pulsa en los recuadros para leer sus artículos):

 Sol 
 Terly 
 Dave 
 Isra 
 Juan 
 Job 
 Javi 
 GKCh 
 Fran 
 Robur 
 V.F 
 Mamuma 
 LARdT 
 Mike 
 Melvin 
 ****** 

sábado, 3 de octubre de 2009

Saqueadores de tumbas.

4 comentarios:

Carlos dijo...

No creo que el abad del Valle de los Caídos se haya rendido al dinero. A lo mejor, por decir esto, puede aparecer el artículo en internet. Porque el resto, con la libertad de expresión que hoy se usa, no suele tener pase para el público. Hoy ya no se consiente a nadie que escriba que Franco y José Antonio fueron dos grandes, muy grandes.

mercedes dijo...

Que verguenza que se llame grandes de españa a los que tienen sobre sus conciencias una masacre continua y generalizada, lo que fuera de esta España se llama Crimenes de Lesa Humanidad.
Te recuerdo por si tu memoria es fragil que Franco fue un general golpisa que se sublevo contra un gobierno legitimamente constituido.
Y porque llamas profanadores de tumas?, todos los cuerpos de republicanos que estan en el Valle de los Caidos estan alli sin consentimientos de sus familiares, crees que ellos quieren que reposen sus restos con los de su asesino. Por mi Franco puede seguir donde esta pero a los demas dejales descansar donde decidan sus familias

soldado_vikingo dijo...

Por si no lo sabias, Franco se apunto al golpe al enterarse del asesinato de Calvo Sotelo por parte de un militante de Juventudes Socialistas, que estaban en el poder por haber amañado unas elecciones. Despues, soltaron a todos los encarcelados, tanto presos politicos como delincuentes comunes, provocando una situacion de caos generalizado, ademas de intentar imponer en España un regimen comunista y de cometer verdaderas atrocidades en provincias como Malaga, asi que creo que la unica memoria fragil es la tuya.

Carlos dijo...

En el 34 ya socialistas y afines se alzaron contra la República. En el 36 la República había perdido su legitimidad -legitimidad de ejercicio- y era deber de todo español bien nacido sublevarse. Los sublevados cumplieron con él. La España de la historia se lo agradecerá siempre.